domingo, 11 de diciembre de 2016

Acerca de la subordinación del ser político (Unidos Podemos) al ser social (El Pueblo, La Gente, ...)

Por Javier Caso Iglesias | Analista Político y Activista Social

Me traslada mi amigo Jerby que mucho se teme que Errejón no vaya a estar a la altura de las circunstancias. Y que tiene toda la sensación de que a Laclau no se le ha perdido nada por estos lares. Añadiendo que el acuerdo de Iglesias con Garzón ya está hecho en una mesa camilla y, contra eso, hay muy poco que hacer.

Por mi parte opino que no va a depender de Errejón sino de la gente. Tanto a Podemos como a Unidos Podemos lo apoya una parte del electorado con una gran capacidad de decir y defender lo que considera más apropiado y conveniente. Si no se ve reflejado pasa a la abstención activa, ejemplo claro fue esa pérdida de más de un millón de votos ocurrida entre el 20-D y el 26-J.

Cada día somos más los ciudadanos que optamos por practicar una abstención activa, o sea, diciendo que no se nos representa y no votando pero, al mismo tiempo, indicando que está a la espera de ser representado. Un electorado este que no es palmero de ningún líder político, un electorado que quiere ser dueño de su propio destino.

Si Podemos o Unidos Podemos no desempeña ese papel de organización al servicio de la ciudadanía otro espacio político y electoral terminará ocupando su representación pues, como digo, hay una parte importante de la población que ha decidido no dejarse engañar por nadie, desea ser dueña de su destino, y quiere, por tanto, sentirse adecuadamente representada y es obvio que ahora no lo estamos.

Marx lo expresaría diciendo que es el ser social el que determina la conciencia, no la conciencia la que determina el ser social; Lo que en palabras de F. B. Skinner sería algo así: son las consecuencias del ser social las que determinan los comportamientos del ser político. Por tanto nuestro papel como ser social es diseñar unas contingencias más poderosas que las actuales que hagan doblegarse al ser político para que este acate disciplinadamente y sin objeciones lo que la gente, el pueblo soberano, indica.

En conclusión, se ha de entender que El Pueblo, La Gente, ha de estar por naturaleza e instinto de supervivencia siempre ENFRENTE de cualquier tipo de Sistema, pues todo Sistema, por muy Unidos Podemos que se llame, intentará alienarla y ejemplos a lo largo de la historia sobran. La emancipación de la ciudadanía (de la gente, del pueblo, ...) será obra de ella misma, pues de no ser así no será. El ser social es quién ha de determinar y condicionar de forma clara y expresa al ser político y no al revés. Por ello el ser social clama por la democracia frente a la defensa cerrada que el ser político hace de la poliarquía (http://goo.gl/aAXKYx).

Prometeo roba el fuego a los dioses

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada