Biografía y trayectoria


Javier Caso Iglesias (Cáceres, 21 de abril de 1964) es un activista social, sindical y político extremeño.

Biografía y trayectoria

Javier Caso Iglesias (Cáceres, 21 de abril de 1964) fue miembro del secretariado de la Unión Provincial de Cáceres y de la Unión Regional de CCOO de Extremadura en los años 80, ocupando las responsabilidades de secretario de acción sindical y de juventud respectivamente; En aquella época se empiezan a evidenciar en CCOO la diferenciación en sensibilidades que protagonizará la década de 1980, concretamente la efectuada tras el III Congreso (1984) en el que el secretario general del mismo era Marcelino Camacho y el IV Congreso (1987) en el que fue elegido secretario general del sindicato Antonio Gutiérrez, reelegido de nuevo en el V Congreso (1991). Con ambos dirigentes sindicales (Marcelino Camacho y Antonio Gutierrez) coincide en Cáceres en varias reuniones y actos del sindicato.

Sindicalmente esos años fueron muy relevantes en Extremadura, se consiguió abrir, gracias a la presión social, vías de negociación con la patronal en un número importante de sectores que estaban marginados de la negociación colectiva. Las hemerotecas dieron sobrada cuenta de ello. Recordemos que en este período, mediados de los años 80, el campo extremeño afrontaba una escalada de protestas y encierros debido a las modificaciones introducidas en el subsidio de desempleo agrario aprobado en diciembre del 86. El 30 de enero de 1987, más de 125.000 personas secundaron el paro general convocado por UGT y CCOO. A la huelga se sumaron la casi totalidad de la industria y el comercio de 58 pueblos. Las protestas continuaron hasta finales de año alcanzándose logros como la jubilación anticipada para los jornaleros de 55 años.

Como responsable de la Secretaría de la Juventud de CCOO de Extremadura, y junto a otras organizaciones juveniles, promovieron la constitución del Consejo de la Juventud de Extremadura (CJEx); cuya creación aprobó la Asamblea de Extremadura, por unanimidad, mediante la Ley 1/1985, de 24 de enero.

En 1986 participa en las históricas movilizaciones contra la permanencia de España en la OTAN. En ese mismo año contribuye, en Extremadura, a la fundación de la federación Izquierda Unida.

Como sindicalista de CCOO participó en la convocatoria y organización de las huelgas generales de 1985, 1988, 1992 y 1994 contra la política económica y laboral del gobierno de Felipe González. Especialmente masiva e histórica fue la huelga general del 14 de diciembre de 1988, convocada por CCOO junto a la UGT, que con un 95% de seguimiento obligó a retirar el Plan de Empleo Juvenil al gobierno y sentarse a negociar.

En 1990 UGT y CCOO presentan las bases para adaptar la Propuesta Sindical Prioritaria a Extremadura (PSP). En esas fechas se hizo cargo de la Unión Local de CCOO en Navalmoral de la Mata. La PSP contemplaba, por primera vez en Extremadura, la implantación de un salario social o de renta mínima garantizada para aquellas personas con escasos o nulos ingresos; la creación del Consejo Económico y Social que vería la luz en los meses posteriores; políticas en materia de construcción de viviendas sociales en la Comunidad; así como otras relacionadas con la protección del medio ambiente y salud, plan de mejora de las condiciones de trabajo, desarrollo regional, fondos estructurales, relaciones laborales y negociación colectiva de los empleados públicos de la Junta de Extremadura, entre otros asuntos.

En los años 90 dirige los proyectos que desarrolla la Asociación ALJUVEM (Alternativa Juvenil para el Empleo), entre ellos destaca un proyecto denominado "Empleo para todos" que fue seleccionado por la Junta de Extremadura y presentado ante la iniciativa comunitaria INTEGRA. Como consecuencia de la eficiente labor realizada por ALJUVEM en la gestión del proyecto, la asociación ocupó algunos titulares de la  prensa de aquellos años; siendo considerado el citado programa como uno de los que mejores resultados logra, a nivel del Estado, en inserción laboral.

Desde los años 90 es funcionario de la Junta de Extremadura y, a partir del nuevo siglo XXI, tras intentar cambiar -sin éxito- al PSOE desde dentro, colaborando para ello con Izquierda Socialista (IS-PSOE) y con sus opiniones en la Plaza de la Cordialidad (grupo de personas que escriben habitualmente en el blog de Guillermo Fernández Vara), se transforma en un activista por la unidad de la izquierda alternativa como única vía de lograr otro mundo posible que nos libre del poder fáctico del mercado legitimado a nivel político por el PP-PSOE. En este sentido ha contribuído a crear espacios políticos, sociales y sindicales facilitadores del acuerdo y del encuentro.

En la primera década del siglo XXI colabora en la fundación de Convergencia por Extremadura (CEx) que es una organización política española de ámbito extremeño creada en 2010. Los partidos creadores de esta iniciativa fueron el Partido Renovación y Progreso, Compromiso con Villanueva, Iniciativa Socialista de Extremadura y Democracia Participativa.

En el mes de octubre de 2011 el escritor Eduardo Enrique Justo Cerviño, afincado en Plasencia, publica un libro sobre la experiencia de CEx Plasencia. El libro se titula "El Desafío Democrático" y va dedicado al 15-M para que tome la experiencia de CEx como referencia de organización a nivel político para conquistar desde las urnas la verdadera democracia. La finalidad del libro, según las palabras de su autor, queda clara: "Darlo a conocer, pero muy en especial a quienes integran el movimiento del 15-M, como la oportunidad de participacipación democrática real de los ciudadanos en el gobierno directo de su ciudad y servir de modelo teórico paradigmático para el diseño de las prácticas municipales de una democracia real y posible, susceptible de implantarse en el futuro inmediato; además de deseada por la mayoría de la población española, más consciente y activa políticamente". De aquí tanto su título "El Desafío Democrático" como su dedicatoria "al movimiento del 15-M".

En la actualidad es inscrito de Podemos, implicado en llevar a la práctica ese desafío democrático de hacer entender que la poliarquía no es democracia. La poliarquía es la utilización del mecanismo del voto para botar (excluir), se asienta en el paradigma de la mitad más uno. Una mitad más uno que, en cualquier órgano en el que participe, trata de excluir a la mitad menos uno. Consecuencia de ello siempre estaremos instalados en el conflicto. La democracia es otra cosa, es el gobierno del pueblo, de la totalidad del pueblo sin exclusión. Se basa en el convencimiento y no en la imposición de criterio de parte. En este sentido ha colaborado en el impulso de herramientas participativas y deliberativas como el Foro de Opinión de Podemos Extremadura o el Círculo Sectorial de Cultura Democrática, a fin de facilitar que la democracia pública deliberativa, el proceso de deliberación que se caracteriza por los esfuerzos para incluir en el mismo a grupos que suelen ser ignorados por otros, sea tenida en cuenta en los procesos de toma de decisión.

Referencias