lunes, 12 de diciembre de 2016

Medios de comunicación y nueva política

Por Javier Caso Iglesias | Analista Político y Activista Social

Preguntándose sobre qué es la nueva política Ignacio Urquizu, profesor de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, afirma que "los menores de 55 años son más multipartidistas" así como que la división entre nueva y vieja política "tiene un cierto componente generacional y la brecha habría que situarla en los 55 años". Señala Ignacio Urquizu como causa "que, en primer lugar, los más mayores han sido socializados en la época de la dictadura. Producto de ello, su visión de la democracia es minimalista y la asocian más a la generación de bienestar económico que a cuestiones políticas. En cambio, los menores de 55 años han pasado toda su vida adulta en una democracia, algo que les ha hecho tener una percepción distinta de nuestro sistema político, esperando cosas diferentes".

Esta brecha generacional también se observa en la ciudadanía en su relación con los medios de comunicación. Antes preferían las noticias cocinadas y precocinadas, ahora les interesa más ver reflejada su opinión sobre las mismas. Es por ello que se hace necesario y urgente para garantizar la supervivencia de los actuales medios de comunicación, tanto los tradicionales como los más alternativos, la apertura de espacios y canales de comunicación y participación más activos y dinámicos entre ellos y la ciudadanía.

Poco a poco y día a día vamos observando como cobran una mayor dimensión los espacios de opinión de los propios lectores/colaboradores en detrimento de las noticias precocinadas por los propios medios. Este es el futuro de una ciudadanía cada día más consciente que sabe lo que quiere y cómo lo quiere. Una ciudadanía que quiere ser ella misma generadora de opinión. Una ciudadanía que sabe que la información es poder y que, por ello mismo, quiere tener la sartén por el mango; no solo sabiendo donde encontrar determinado dato, antecedente, fuente o material, sino más bien usando adecuadamente, y como contingencia, esa información.

Distantes están ya, afortunadamente, los tiempos en los que Fernando VII obligaba a sus súbditos a decir la frase: "Lejos de nosotros, Majestad, la funesta manía de pensar". La ciudadanía quiere pensar y reflexionar por ella misma, una ciudadanía que es mucho más que los afiliados, militantes, inscritos o castas dirigentes de los partidos políticos; también es mucho más que los consejos de dirección y redacción de los medios de comunicación.

Es por ello que tenemos, como afirma el profesor de Sociología de la UCM Ignacio Urquizu, "una percepción distinta de nuestro sistema político, esperando cosas diferentes". También una percepción distinta de los medios de comunicación que hace que también esperemos de ellos cosas diferentes, en especial en lo relativo a que se nos ofrezcan a la ciudadanía más espacios para participar y organizarnos, como ser social, de forma autónoma del ser político (https://goo.gl/aLPqsB).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada