lunes, 25 de mayo de 2015

Análisis de los resultados electorales del 24M de la mayoría social por el cambio

Por Javier Caso Iglesias | Analista Político

La jornada del 24M requiere un doble análisis, el primero es el significado de estos resultados a nivel estatal (España) y el  cambio de escenario que suponen, el segundo a nivel autonómico (Extremadura). Para más adelante dejaremos el análisis a nivel  local, el cual también garantizo que será muy interesante.

Análisis a nivel estatal (España)

Los resultados a nivel estatal son históricos para la mayoría social que demanda un cambio de país, sobre todo el referente  que marcan Madrid y Barcelona. Madrid y Barcelona han evidenciado que el cambio de país es posible, pero que el cambio de  país lo va a ser a través de espacios políticos muy inclusivos como los que han sabido articular Manuela Carmena en Madrid y  Ada Colau en Barcelona. Espacios políticos-electorales unitarios, sin aferramientos a siglas, muy incluyentes y amables.  Espacios políticos-electorales articulados sobre un programa con apuesta clara, en las formas y contenidos, por las demandas  que señala la mayoría social por el cambio que es la que con su voto activo ha hecho posible este nuevo panorama  institucional que se ha conformado a partir del 24M; espacios políticos-electorales liderados por personas que saben sumar de  forma amable y generosa como Manuela Carmena y Ada Colau.

La mayoría social por el cambio ha establecido el 24M un objetivo y una hoja de ruta metodológica. El objetivo es el cambio  de país en las elecciones de noviembre de 2015, un cambio de país necesario y urgente; pero ha establecido ese objetivo con  una hoja de ruta metodológica clara, la forma de hacerlo es como lo han realizado quienes lo han hecho posible, esto es, con  herramientas políticas-electorales muy incluyentes como las utilizadas por Manuela Carmena y Ada Colau.

Este es el reto ahora de Podemos y de Pablo Iglesias. Podemos debe de hacer posible, para las elecciones generales de  noviembre, la conformación de una verdadera candidatura de Unidad Popular y Ciudadana, liderada por una figura política del  nivel de Pablo Iglesias, pero diseñada en su metodología a semejanza de los proyectos inclusivos y abiertos que representan  Ahora Madrid y En Común Barcelona. Una candidatura de verdadera Unidad Popular y Ciudadana que sume, en un proyecto común, a  toda la mayoría social por el cambio existente en este país. Una mayoría social por el cambio en la que Podemos ha de ser una  fuerza determinante y necesaria, pero siendo a la vez Podemos consciente de que en solitario no se es suficiente. Construir  una mayoría social por el cambio requiere hacerlo, siguiendo el ejemplo de Manuela Carmena y Ada Colau, con todos/as y entre  todos/as. Solo así será posible.

Análisis a nivel autonómico (Extremadura)

Por mi parte consideraba posible y factible conseguir 9 diputados/as a la Asamblea de Extremadura por parte de Podemos. Con  un poquito más de coordinación, organización y de trabajo de los Consejos Ciudadanos por facilitar la implicación de las  bases y de la propia ciudadanía en el proyecto, estoy seguro que en el conjunto de las poblaciones de la región podríamos  haber cosechado un resultado similar al alcanzado en Cáceres capital por parte de la candidatura autonómica, esto es, un  porcentaje de voto superior al 15%.

No obstante, aunque manifiestamente mejorable, 6 diputados/as es un resultado muy bueno tanto para jugar un papel destacado en Extremadura como para no perder como referente la realidad y seguir pisando suelo por parte del proyecto en la región y no  montarse en "un globo institucional" y perder de perspectiva a la ciudadanía y a las bases.

Con 6 diputados/as se pueden conseguir muchas cosas, la primera es respeto y consideración por parte del resto de fuerzas  políticas e institucionales; que sepan que vamos en serio y queremos ser una alternativa de gobierno de aquí a 4 años en la  región. Una alternativa sin complejos, que va a hablar a las demás fuerzas políticas de igual a igual sin ningún tipo de  sometimiento o subordinación.

Para esta nueva etapa política Podemos ha de ganar más empaque, más presencia, más porte, más solidez tanto en sus propuestas  como en la forma de presentarlas. Tiene que tener las ideas muy claras y la cabeza muy fría para elaborar la estrategia  adecuada que sea capaz de conformarmos en una verdadera alternativa de gobierno en cuatro años.

Para ello ha de saber negociar con firmeza, pues esta es la gran prueba que ha puesto la ciudadanía, y sus propios electores,  a Podemos en la región. A otras fuerzas políticas, en comicios anteriores, también se le planteó esta situación y no supieron  resolverla adecuadamente en función al criterio de la ciudadanía; de ahí que ahora estén ubicados en el ostracismo  institucional y político.

Para desatar/cortar este nudo gordiano que la ciudadanía ha puesto como tarea a Podemos en la región hay que ser muy decidido  y habilidoso, igual que lo fue quién resolvió el enigma de Frigia.

No queda otra que transformarse en fuerza influyente en Extremadura, según la hoja de ruta que la ciudadanía ha marcado, y no  morir en el intento. Esto que parece tan complicado no lo es. Pero lo primero es que hay que ser muy claros y transparentes.  Nada de acuerdos a puerta cerrada. Todo con luz y taquígrafos y consultando permanentemente a la ciudadanía.

Como seguramente Guillermo Fernández Vara llamará a Podemos para su investidura, positivo sería dejar suficientemente clara  la altura del listón con, al menos, 10 medidas irrenunciables por parte de PODEMOS para hacerla posible. Diez medidas que  tendrían que estar temporalizadas en el tiempo y contar con suficiente dotación presupuestaria y mecanismos de supervisión  tanto políticos, institucionales, como administrativos y ciudadanos.

Diez medidas de las que en el siguiente enlace (http://goo.gl/AOzaR6) dejo lo que podría ser un bosquejo de las mismas. Nada de firmar cheques en blanco ni tener una relación de sumisión de PODEMOS en relación con el PSOE. PODEMOS ha de ser muy firme en esta etapa política para que el PSOE no se tuerza del objetivo de poner la Junta de Extemadura al servicio de los/as ciudadanos/as de la región. El cambio con cambio, que es lo que toca ahora, requiere firmes compromisos políticos y un giro de la actividad institucional de 180 grados para dejar de mirarse a sí misma y poner su atención en los/as ciudadanos/as.

Medidas para el cambio con cambio en Extremadura entre PSOE (Guillermo Fdez. Vara) y PODEMOS (Álvaro Jaén)

Y nada mal estaría llevar esas 10 medidas para el cambio con cambio en Extremadura con un Guillermo Fdez. Vara de Presidente  de la Junta de Extremadura y un Álvaro Jaén de Presidente de la Asamblea de Extremadura.

Y si Guillermo Fdez. Vara no se siente capaz de llevar a cabo este programa de mínimos en favor de la ciudadanía de Extremadura, pues la única otra opción que le quedaría es pedir ayuda a sus amigos del PP con los que cambiaron el artículo 135 de nuestra Constitución a espaldas de la ciudadanía, sin convocar un referéndum vinculante, y que supuso un golpe de mano que dejó indefenso al país ante los poderes financieros internacionales (Un gran negocio principalmente para la banca francesa y alemana). A partir de aquel fatídico mes de septiembre del año 2011 el capital de la deuda y sus intereses gozan de prioridad absoluta por encima de cualquier gasto social como la educación o la sanidad pública (http://goo.gl/rUAOtE).

Como siempre digo estas son mis ideas que dejo a vuestro mejor criterio.

4 comentarios:

  1. Yo sigo teniendo la duda de la participación ciudadana. Los movimientos sociales tienen que tener parte y arte en esto. Una fórmula institucional solamente no será suficiente.

    ResponderEliminar
  2. Tú lo has dicho. Si logramos enderezar y democratizar a los partidos torcidos, para mi será un éxito. Si Podemos no consigue finalmente ganar porque los clásicos se parecen más y más a Podemos en las formas y las politicas, pues también podemos considerarlo un éxito, siempre que no se trate de maquillaje.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Carmen, Jerby B y Rafael Martín por vuestras palabras.
    Es importante que los movimentos sociales se activen y participen más activamente en el control de las organizaciones que participan en los ámbitos políticos e institucionales.
    Como bien dice Rafael, si conseguimos que los partidos clásicos se parezcan a Podemos y los enderecemos, también sería un éxito.
    Un abrazo a todas/os. Atentamente, Javier Caso Iglesias.

    ResponderEliminar