jueves, 23 de junio de 2011

IU e Indignados. Opiniones de Escudier, Anguita, Fonseca y Jon Aguirre

Afirma Juan Carlos Escudier en su artículo 'IU Federal necesita un psiquiatra' que "haría bien IU en reconocer que lo suyo es de manicomio y hacérselo ver antes de que tengamos un disgusto con el cuchillo jamonero. No hay duda de que estos tíos se han vuelto locos de remate, o si no juzguen el caso: antes de anunciar la abstención de sus tres diputados en la investidura extremeña, IU había conseguido que socialistas y populares asumieran sus exigencias de cambio en la ley electoral regional, una reforma fiscal para que los grandes terratenientes paguen más y se recupere el impuesto del Patrimonio, una ley de renta básica y el mantenimiento de todos los servicios sociales; decidida la abstención, se satisfacía además el deseo de la inmensa mayoría de la militancia a la que se consultó en referéndum. En vez de erigir un monumento a la federación de Extremadura, lo que la dirección nacional se plantea ahora es si expedienta a todos o a unos pocos al entender que han causado un daño irreparable a su discurso político por no cerrar el paso a la derecha. ¿Que qué hacían los que ahora piden cabezas cuando Ezker Batua, la sucursal vasca, gobernaba en coalición con el PNV, nacionalista y de derechas, a mayor gloria de Javier Madrazo? Pues aplaudir con las orejas".

Por su parte Julio Anguita manifiesta que "sería un error exigirle a los compañeros de IU lo que el PSOE no ha exigido a los suyos cuando nos han arrebatado alcaldías para dárselas al PP". Anguita ha opinado que "ensañarse" con la federación extremeña de IU sería una "notable torpeza" porque ha tomado una determinación por un método "extremadamente democrático". "volver otra vez al eslogan de 'ni por acción ni omisión' carece de sentido", "Resulta que el PSOE y el PP pactan, repactan, acuerdan leyes injustas como la ley electoral, gobiernan gracias al apoyo del PP en el País Vasco, apoyan a UPN... es decir, el PSOE y el PP llevan pactando años y años muchísimas leyes", ha argumentado Anguita. Por tanto, "sancionar o separar en el caso extremeño, ojo. Se tienen que tentar la ropa por prudencia política porque no habría quien pudiera entender cómo nosotros sancionamos a los nuestros y el PSOE, que le ha dado alcaldías al PP y gobierna con él en algunos sitios, ni siquiera ha denunciado los hechos. Francamente, me parecería escandaloso", ha declarado Anguita.

Por otra parte, el excoordinador general de IU ha considerado que esta situación debe llevar a la coalición a poner en marcha "de una vez por todas la refundación, que no se ha llevado a cabo". "No solo en cuanto a cambios en la dirección, sino también el discurso, en la línea política, en los ejes de actuación, tiempos, alianzas... es la ocasión", ha dicho Anguita, quien ha añadido: "no se puede exigir a la militancia algo que ella ha determinado ante una situación concreta mientras el PSOE hace lo que le parece y nadie le pide cuentas porque parecería que nosotros estuviéramos al servicio del PSOE".

Carlos Fonseca, en el artículo de opinión 'El PSOE pide el voto de IU para hacer política de derechas' afirma que "no es de recibo que el PSOE reivindique ahora políticas de izquierda cuando lleva toda la legislatura haciendo políticas de derechas. ¿Por qué tendría IU que apoyarlo?, ¿porque lleva el término 'socialista' en sus siglas? Su política económica ha sido neoliberal y no hay razones que justifiquen el respaldo de la coalición. Los socialistas van a apoyar a UPN en Navarra para que Yolanda Barcina sea la nueva presidenta del gobierno foral, y en Canarias a Paulino Rivero (CC) para que siga al frente del Ejecutivo canario. No se van a abstener, como hará IU en Extremadura, van a votar a dos candidatos de la derecha y, además, van a formar parte de sus gobiernos. Sería clarificador que la Ejecutiva explicara si han adoptado estas decisiones por la coincidencia de programas o para repartirse las canonjías del poder. Y en el País Vasco, junto a Andalucía sus únicos reductos autonómicos, Patxi López es lehendakari gracias al apoyo del PP, pese a haber obtenido 5 escaños menos que el PNV en las autonómicas de 2009".

Declara Carlos Fonseca además que "el presidente Rodríguez Zapatero lleva ocho años gobernando en minoría gracias a su 'geometría variable' de pactos, en los que dos partidos de derechas, CiU y PNV, han sido sus aliados preferentes. El PSOE ha ignorado al bloque de izquierdas (IU, ERC y BNG) para negociar, por ejemplo, la reforma laboral o la de las pensiones, y se ha negado a una reforma de la Ley Electoral para que IU, por ejemplo, tenga la representación parlamentaria que le corresponde como tercera fuerza política nacional en número de votos. De eso nada, pero el PSOE reclama sin rubor el apoyo de aquellos a quienes ha ninguneado y despreciado. Los barones que dijeron 'amen' a las recetas económicas del Gobierno reclaman un giro a la izquierda para recuperar votos, pero callan cuando el presidente Zapatero insiste en seguir con sus reformas neoliberales que han supuesto el desmantelamiento del Estado del Bienestar y el mayor recorte de derechos de los trabajadores de toda la democracia. ¿Dónde está el giro a la izquierda que defienden?"

Finaliza el artículo Fonseca diciendo que "si la izquierda sigue defendiendo una política de mínimos, la de que gobierne el PSOE mejor que el PP, está condenada a desaparecer. Nadie vota a una fuerza subalterna de otra, y esa es la imagen que IU está dando. La izquierda real tiene su espacio en el hartazgo ciudadano hacia una forma de hacer política que fomenta el bipartidismo y reduce su participación a votar cada cuatro años. El Movimiento 15M es un ejemplo de lo que digo".

Clarificador también es, en relación a las nuevas formas de hacer activismo social, uno de los portavoces de la plataforma ciudadana 'Democracia Real Ya' (DRY), Jon Aguirre Such; este ha dicho, en relación al interés de los partidos políticos de negociar con ellos, que "los políticos tienen sus cauces y no los negamos ni estamos en su contra, pero los ciudadanos tenemos los nuestros y seguiremos trabajando en esa línea", ha afirmado para añadir que ni los portavoces de DRY ni los de las diferentes acampadas de 'indignados' son "interlocutores válidos para representar a toda la ciudadanía". "Nadie nos ha elegido". En este sentido, Aguirre ha defendido que es el deber de los políticos "hacer bien su trabajo", lo que conlleva, a su juicio, "escuchar al pueblo porque son trabajadores para el pueblo", al tiempo que ha afirmado que los ciudadanos son "soberanos" para representarse a sí mismos "a través de las herramientas disponibles" como la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) o los referéndum. Aguirre afirma que "es absurdo plantar una negociación con los políticos porque no hay nada que negociar. El que estén empezando a dar pasos demuestra que no necesitan ningún interlocutor. Ellos son conscientes de lo que se está diciendo en la calle y por eso pedimos que escuchen al pueblo", ha remarcado para insistir en que su postura no significa "deslegitimar el parlamento".

2 comentarios:

  1. Querido Javier, aunque no soy neutral en esto, creo que, sin ser demasiado partidista, IU Extremadura se ha colgado ella solita.
    1º.- Tenían firmado a nivel federal desde el pasado octubre esa pequeña matización de "la derecha", con lo que cualquier argumentación posterior sobra. ¿Por qué no consultaron con sus bases en octubre esa posibilidad?.
    2º.- Tenían unos pactos y acuerdos Electorales con el SIEX y les han quedado con el culo al aire.
    3º.- El modo de llevar todo el asunto, la falta de rigor con lo de las mociones de censura el "marear tanto la perdiz" no es de un Partido serio.
    Si el primer día se plantan y dicen: " Señores nos votamos a nosotros mismos y aquí está nuestro Programa, si la medida propuesta está recogida aquí, votamos si, si no, votamos no" Otra opción era la de haber puesto el programa encima de la mesa y exigir al menos el 50% del mismo y pringarse y Gobernar con todas las consecuencias.
    ¿Qué va a ocurrir ahora? ¿Les expedientarán desde la Federal? ¿Cayo Lara, visto el nulo caso de la Federación Extremeña, ni la Junta ni muchos Ayuntamientos, presentará su dimisión? Si los contratos políticos fuesen realmente vinculantes Izquierda Unida terminaría en la Cárcel por incumplimiento contractual.
    De todas las maneras que podían haber elegido para actuar, han optado por la peor y el problema es que mientras que el electorado de derechas es fiel, el de izquierda no y tiene buena memoria. ¿Dónde está Ezker Batua al día de hoy? Con tanto enredo han logrado lo contrario a lo pretendido. Bien haría IU en desaderse de los Comunistas, que vayan por libre, porque flacos favores les están haciendo.

    ResponderEliminar