domingo, 5 de febrero de 2017

Solo nos queda Errejón para conformar un Bloque Social y Político de Progreso

Por Javier Caso Iglesias | Analista Político

¿Qué está pasando en Podemos? Se pregunta Luis Alegre en la Tribuna Abierta de eldiario.es.

La encuesta de GAD3 de este 5 de febrero de 2017 da una respuesta clara a esta pregunta de Luis Alegre cuando muestra que el PSOE adelanta a Podemos y PP tendría mayoría absoluta con Ciudadanos.

Lo que pasa es que Pablo Iglesias está siendo abducido por la vieja IU y estamos en lo mismo de siempre, en la pelea interna permanente y en los porcentajes marginales de representación política e institucional.

En estos momentos solo nos queda Errejón. Y eso a pesar de que nunca ha sido santo de mi devoción, pero es lo que hay y es lo que queda. Lo demás, más de lo mismo de siempre como digo. La camarilla de Pablo más los Anticapitalistas es igual a la vieja Izquierda Unida del quiero y no puedo. Es igual a la vieja Izquierda Unida del pataleo callejero sin funcionalidad práctica, o sea, la testimonialidad plena como la que representan los viejos sindicatos incapaces de modificar las condiciones laborales, cada día más precarizadas, de los asalariados del siglo XXI; Asalariados de esta nueva época medieval inaugurada en este siglo del que llevamos recorridos 17 años y que están a un paso de volver a ese estado de semi-esclavitud que padecían los verdaderos siervos de la gleba del siglo XI.

Una pena. Y todos ellos sin enterarse que lo que hay que hacer es lo que siempre se ha dicho y nunca se llevado a cabo: Bloque Social y Político de Progreso. Y Bloque Social y Político de Progreso es eso y no un frente de izquierdas como el que ahora se empecina en organizar la camarilla de Pablo Iglesias y los Anticapitalistas.

Bloque Social y Político de Progreso es lo que teorizaron los de Izquierda Unida hace ahora la friolera de casi 30 años: "Manifiesto para la articulación de IU" se llamaba (un texto del año 1.988) y se sigue sin ser capaces de convocar a una reunión abierta, y sin exclusiones, a todos los actores políticos, sociales y sindicales capaces de hacerlo posible.

Las convocatorias de Podemos, al igual que ocurría antes con IU, se limitan siempre a los fieles de su entorno (y ni siquiera eso) como así hemos observado que viene ocurriendo desde hace años; reitero, antes con IU y ahora con Podemos.

Los simpatizantes/inscritos progresistas entendemos que antes IU y ahora Podemos cuente con un plantel de "militantes", esto es, liberados de partido y responsables políticos e institucionales asalariados, que laboren por su propia autorepresentación y subsistencia aferrados al puesto y a la canonjía; pero han de saber y entender que también deben de representar a una mayoría social que ahora ignoran y no atienden.

Esos "militantes" de Podemos o de Unidos Podemos, esto es, liberados de partido y responsables políticos e institucionales asalariados han de entender que no sirve con ser un fin en sí mismo, hay que ser una herramienta al servicio de la mayoría social. No solo de un grupito social o frente de izquierdas que apoya incondicionalmente a esos "militantes" liberados de partidos y responsables políticos e institucionales asalariados.

También han de entender esos "militantes" liberados de partido y responsables políticos e institucionales asalariados que al pueblo soberano no se le calla contándoles milongas, sino que este tiene el derecho y el deber de someter todo a una crítica implacable. Que no se nos va a anestesiar y que señalaremos las limitaciones y deficiencias de todas sus iniciativas y acciones sin pelos en la lengua.

Y si a esos "militantes" liberados de partido y responsables políticos e institucionales asalariados de Podemos o de Unidos Podemos no les gusta este comportamiento del pueblo soberano, pues ya saben qué tiene que hacer; marcharse a sus casas con viento fresco.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada