sábado, 16 de junio de 2012

Sobre la articulación de La izquierda. El modelo de Entesa

Cada día que pasa es más perentoria la unidad de la izquierda, de toda la izquierda. Cada  día que pasa se hace más inaplazable la necesidad de poner en práctica la sugerencia de  Antonio Gramsci: "la ideas no viven sin organización".

Hay que organizarse y hay que hacerlo rápido y de forma amplia y generosa. El límite de esta  agrupación ha de ser la línea roja que separa la socialdemocracia del neoliberalismo. El  modelo perfecto lo tenemos en Cataluña con la Entesa, que es una coalición electoral que ha  sido capaz de ser la lista mayoritaria en las cuatro circunscripciones catalanas.

Entesa de Progrés, Entesa pel Progrés, Acuerdo para el Progreso es lo que necesitamos ahora.  Un Acuerdo para el Progreso que sea capaz de agrupar a todas las fuerzas políticas,  sociales, sindicales, medioambientales, ... que se oponen a las políticas y prácticas  neoliberales.

En estos momentos, en todas las organizaciones de la izquierda, también en el PSOE, se están  llevando a cabo procesos de clarificación y de unidad. En el propio PSOE las familias  socialdemócratas se unen para desplazar al socioliberalismo que ha estado, desde sus últimos  congresos, imponiendo tesis de claudicación ante los mercados; tesis que han terminado  desbrozando el camino a las fuerzas conservadoras, con sus dañinas políticas económicas y  sociales, como ahora observamos.

El socioliberalismo ha sido el ariete, la quinta columna, con el que la derecha ha  dinamitado desde dentro a algunas organizaciones de izquierdas. Es necesario pues que la  socialdemocracia, el socialismo de izquierdas y la izquierda alternativa se recomponga,  retome la lucha y conquiste de nuevo la hegemonía.

Ni el zapaterismo pusilánime ni el felipismo socioliberal de los Almunia, Solchaga, Boyer,  Solbes o Salgado son alternativa a nada; más bien han sido los artífices de la derrota que  sufrimos frente a los mercados y los especuladores financieros. Han actuado como un padre  irresponsable que vende su patrimonio y hacienda para darse durante unos años la gran vida,  pero que cuando esos recursos se agotan lleva a su familia a la más absoluta de las  miserias. Tanto el felipismo socioliberal como el zapaterismo pusilánime arrasaron con el  aparato productivo público con que contaba este país, vivieron unos años de las rentas; pero  ahora nos vemos como nos vemos consecuencia de ello.

Para hacer políticas socialdemócratas, socialistas de izquierda o progresistas, se requiere  un aparato productivo y financiero solvente puesto en manos públicas que financie con  eficacia las políticas sociales y sea el sostenedor y garante del Estado del Bienestar.

Como certeramente exponen algunos responsables de la Izquierda Plural, después de 25 años de  fracturas, de divisiones, de errores de la izquierda, el único futuro posible y viable es  con todo esto, y abriéndolo mucho, ir agregando, ir sumando y crear una especie de gran  confederación, donde existan territorios, partidos corrientes, gente y que todo esto permita  ir evolucionando hasta conseguir un espacio político nuevo, federalista, de izquierdas y  ecologista, muy heterogéneo porque los protagonistas son muy diversos.

Aquí y ahora la gran pregunta es si seremos capaces en poder urdir algo que invierta la  situación, que marque otra lógica, si seremos capaces de agrupar todo lo que se mueve. Lo  importante, tanto política como electoralmente, es la capacidad de empezar a reinventar y  reorganizar a la izquierda.

La única manera de tener posibilidades es llegando a algún tipo de entendimiento. Es creando  una ola que permitiera a los partidos sentirse cómodos sin renegar a sus principios. El  modelo perfecto, como decía al inicio de esta reflexión, lo tenemos en Cataluña con la  Entesa de Progrés, Entesa pel Progrés, Acuerdo para el Progreso, que es una coalición  electoral que ha sido capaz de ser la lista mayoritaria en las cuatro circunscripciones  catalanas.

Sin más pérdida de tiempo hemos de ponernos a ello. En este sentido realizo un llamamiento  para que todas las personas que deseen ayudar en conformar ese Acuerdo para el Progreso, ese  frente amplio antineoliberal; así como las organizaciones sociales, políticas, sindicales,  medioambientales, ... que también estén por ello y lo suscriban, nos coordinemos.

Para hacer operativo este proceso organizativo hemos creado un formulario de adhesiones al  MANIFIESTO de Construyendo LA IZQUIERDA.

Construyendo LA IZQUIERDA es un espacio abierto, para el agrupamiento de personas que  rechazan el neoliberalismo, al objeto de fomentar el intercambio de información, la creación  de redes y el conocimiento; en el objetivo de construir una hegemonía social con otras  formaciones y tradiciones de la izquierda.

En el siguiente enlace podrás suscribir la adhesión al MANIFIESTO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada