lunes, 23 de noviembre de 2009

Sobre las encomiendas de gestión en el Holding de empresas mercantiles GPEx por parte de la Junta de Extremadura

Según nos informa Europa Press, en una reciente sentencia la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha acordado suspender de manera cautelar la resolución de 27 de febrero de 2009 por la que se encomienda a Sadesi, sociedad mercantil adscrita a la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, la operación y soporte de sistemas de gestión empresarial implantado en la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Consejería de Presidencia.

El sindicato recurrente afirma que "la atribución de potestades públicas al personal de la mercantil sería contraria a Ley y supone el reflejo de la huida del Derecho Administrativo que está experimentando la Administración andaluza, variando de contenido las funciones y atribuciones de los funcionarios públicos", añadiendo que el interés general "no se vería perturbado, puesto que las tareas de la encomienda están siendo desempeñadas por el personal funcionario" de Presidencia.

El referido Tribunal "ya ha estimado el recurso 597/2008 del mismo sindicato contra otra encomienda de gestión, al entender que contenía el ejercicio de potestades públicas reservadas a los funcionarios", por lo que acuerda adoptar la medida cautelar solicitada y suspender la referida resolución.

Por su parte -se nos dice desde algunos medios de comunicación progresistas- en la Junta de Extremadura han crecido como hongos las encomiendas de gestión a las empresas públicas mercantiles integradas en el Holding GPEx con la excusa de la eficiencia, eficacia, calidad y agilidad; pero suponiendo en realidad una clara huída del control del derecho administrativo y laboral, al tiempo que poniendo en evidencia la imparcialidad propia de una Administración; fundamentalmente en la igualdad de trato en la contratación o en la selección del personal mediante procesos no discriminatorios en los que se evalúe objetivamente el mérito y la capacidad, procesos que sean realizados con publicidad en la selección; A estas irregularidades se suman también las peores condiciones laborales y menor sueldo de los empleados de la GPEx en relación a los funcionarios que hacen un similar trabajo, la gran temporalidad, la absoluta precariedad, la reducción de derechos de los trabajadores eventuales, ... ; en definitiva, la privatización de la Administración Pública por la puerta de atrás.

Como decíamos días atrás haciéndonos eco de las opiniones sindicales que sobre este Holding de empresas mercantiles GPEx se escuchan en diferentes foros, es conveniente reseñar y subrayar lo siguiente:

"Cuando se gestionan fondos del bolsillo de todos, fondos públicos, no se debe contratar libremente la realización de trabajos, ejecuciones de obras, etc., pues la adjudicación de cualquier tipo de trabajo u obra debe ser transparente y mediante concursos públicos. En definitiva, cualquier ciudadano o empresario debe poder acceder a ellos en régimen de igualdad; pero ello sólo es posible si se actúa como Administración pública, que está sometida a la Ley de Contratos, que garantiza esta igualdad e imparcialidad; y estas 'empresas públicas' escapan de este control del procedimiento y la legalidad."

"Partiendo del planteamiento del Señor Ruiz (Director General de Gpex), de 'hacer más con menos' tenemos que decir que ello lo consigue, siguiendo los preceptos más radicales del neoliberalismo salvaje que 'parece' en clara contradicción con los principios y actuación del Gobierno de la Nación y de su Presidente, recortando derechos y empeorando las condiciones laborales de los trabajadores, con salarios bajos, prolongación de jornadas laborales, desigualdad de derechos y precariedad en el empleo, ya que un alto porcentaje de los trabajadores son contratados temporales."

"Sorprende que en tiempos de crisis, este Holding empresarial obtenga beneficios, cuando el lucro no es la finalidad, sino que los beneficios obtenidos deben revertir en la prestación de unos mejores servicios de calidad a la ciudadanía. Queremos creer que a ello también habrán contribuido los altos cargos de estas empresas públicas con la disminución de sus sueldos. Y suponemos que con el mismo criterio defendido por el Señor Ruiz Peña de 'hacer más con menos' también se debería de reducir el equipo directivo."

"Cuando estamos hablando del sector público, el acceso al trabajo en estas empresas debe regirse por los mismos principios legales que para acceder a la Junta de Extremadura: igualdad, mérito, capacidad y publicidad en la selección de personal. Y que a estas empresas, en principio no les afectan, ya que aunque formen parte del sector público, no están sometidas a la aludida Ley ni a los principios antes indicados. Y cuando la empresa es pública debería estar sometida a las mismas leyes que rigen para la Administración pública. Por lo tanto, a sus trabajadores se les debe aplicar el Convenio Colectivo para el personal laboral de la Junta de Extremadura, para que no existan discriminaciones y desigualdades entre los propios trabajadores."


-o-o- Espacio destinado por este blog a la difusión de mensajes de utilidad social -o-o-

NOTA: Si estás interesado en formar parte de Izquierda Socialista-PSOE de Extremadura, contacta con l@s compañer@s que trabajan por intentar animar y dinamizar esta corriente de opinión en la región. Requisito necesario: Estar afiliado al PSOE (https://aphilia.psoe.es/).

Contacto en Extremadura:
izquierdasocialistaextremadura@gmail.com

Afíliate, acompáñanos; otro mundo es posible.


https://aphilia.psoe.es/



-o-o- -o-o- -o-o-


No se puede mostrar la imagen “http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:eAtbME9W43WOGM:http://profile.ak.facebook.com/object3/414/2/n26408784230_3751.jpg” porque contiene errores.

14 comentarios:

  1. ¿Por qué no se acaba con las Asistencias Técnicas? ¿quién las autoriza? ¿quién se lucra de ellas? ¿por que no se investigan?

    Leí detenidamente la carta de Jaime Chaves, donde destapaba el fraude de las Asistencias Técnicas, lo que es vox populi lo vi por fin escrito en la prensa. No se puede justificar lo injustificable, por donde quiera que se mire, no se puede permitir que empresas amigas y amigos se lucren con contratos y dínero de puestos de trabajo de la Administración Publica. Las listas de espera están abarrotadas de pacientes opositores que han invertido su esfuerzo en pos de un trabajo en la administración y ven diariamente cómo éste es sustraido por las Asistencias Técnicas de amigotes y parientes.

    A consecuencia de ello, difícil tienen trabajar en algunas especialidades los aprobados de un sólo examen, aunque tengan un nueve. No se por que Función Pública consiente que las plazas necesarias año tras año, que debían ocuparse por funcionarios e interinos, se oferten a las empresas privadas como asistencias técnicas para que ellos contraten libremente a quienes quiera sin haber realizado ningún esfuerzo. ¿No es un fraude? ¿Donde está la igualdad ante la Ley del art. 14 de la Constitución? ¿quién nos ha sustraído la igualdad, capacidad y mérito a las que obliga la Ley de la Función Pública? ¿por qué no se cumplen en Extremadura?

    Tan seguro lo tienen las empresas que ya están haciendo contratos indefinidos a sus trabajadores, luego adquirirán otros derechos y... al final no serán necesarias ni oposiciones ni interinidades, ya que esta administración se está convirtiendo en la República Bananera de los contratados por enchufe y sin esfuerzo.

    ¿Por qué no se acaba con las Asistencias Técnicas? ¿quién las autoriza? ¿quién se lucra de ellas? ¿por que no se investigan? ¿se conocen realmente los nombres de quién está detrás de cada empresa? ¿ese es el motivo de que no se acabe con ellas? Si Función Pública no actúa contundentemente es cómplice necesario de esta ilegalidad.

    http://www.kaosenlared.net/noticia/funcion-publica-complice

    ResponderEliminar
  2. Amigo DIALECTICO, es una critica dura, la que planteas en tu Post, y tambien es un debate abierto. ¿gestión publica o gestión privada?. Por supuesto respetando las leyes, porque no puede ser de otra manera. El debate de si es mas eficaz y mas rentable la gestión privada que la publica, si es de mas calidad el servicio al ciudadano ofertado mediante funcionarios, o por empleados de la empresa privada. Esto no debe tener nada que ver, con la adecuada gestión y administración de los dinero públicos.
    Yo creo que en esto tiempos, la disyuntiva es difícil. ¿Es mejor hacer mas por el mismo dinero, aun a riesgo de que sea de peor calidad?. O ¿es mejor seguir haciendo la misma cantidad que antes y con el mismo dinero?.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Otra cosa, esta mañana estaba a punto de opinar en el anterior post, sobre el trato, que al parecer se le esta sometiendo a la persona que nombras. Y debo decirte que eso es imposible que lo este haciendo nadie que sienta que es Socialista, ni siquiera que tenga el carné del PSOE. Porque si eso que escribes se hace o se consiente desde un partido como el nuestro, las consecuencias no las hemos intuido siquiera.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. No sé que debate Félix, externalizar servicios o privatizarlos solo conduce a rebajar la calidad y potenciar bigotadas.

    Si se quiere hacer más eficaces las labores del funcionariado solo hay que evaluar, inspecionar, ... y ponerles al frente técnicos cualificados; Mientras se siga enchufando a políticos de tercera en puestos técnicos para que conviertan centros de trabajo en cortijos particulares, y ni una triste inspección asome a ver que tal va la cosa, ...

    A lo mejor es un proyecto a medio plazo para desmontar el estado de bienestar en plan espe aguirre. y de paso forrarse.

    ResponderEliminar
  5. Feluky, acabamos de tirar de la manta y nos han salido dos conejitos de la chistera pintados de rojo, pero por debajo eran de color negro, de muerte. O se barre la casa socialista, o no sera creíble un nuevo modelo social,politico y económico. Jesús Sanchez Adalid es mi autor preferido. El nos describe muy bien lo que era la época de los reinos de taifas. No es admisible que hoy, ningún reyezuelo del siglo XXI quiera ponerlo en practica y menos pintado de rojo, lo que Jesús nos describe tan acertadamente, nos vale con leerlo en sus novelas.

    ResponderEliminar
  6. Externalizar servicios, privatizarlos, etc etc; el nepotismo recurrente es el que al final adjudicaría las obras o los servicios, soslayando, en la mayoría de los casos, los verdaderos intereses económicos y estructurales de la ciudadanía.
    Es un mal endémico de la Administración el amiguismo, el clientelismo y el todo vale, comportamiento que, entre otros, nos está anclando en esta maldita crisis de la que la mayoría de los países ya han emergido.
    El hacer más por menos, eso es lo que debería haber procurado hacer siempre la Administración.
    Sin embargo, y lo he dicho en más de una ocasión, en cualquier licitación se mira más el nombre de la plica que el proyecto más ventajoso; quien diga lo contrario, que busque otro foro, aquí somos ya mayorcitos para jugar a guarda justicia.
    Y, desgraciadamente, este comportamiento no es exclusivo de los peperos, ¡qué va!.
    No se puede negar lo innegable; de siempre lo dicho, auditorías a destajo, depurar responsabilidades, y, tras todo ello, dignificar la política y a sus representantes, sentando las bases de un código deontológico que, por un lado, ahuyente a los oportunistas y, por otro, garantice una verdadera eficiencia de los cargos públicos, lejos de intereses personales; eso se puede conseguir a corto-medio plazo; solución: DEMOCRACIA DIRECTA.
    Mientras que la clase política sea un lastre para el desarrollo y la emancipación de un pueblo, seguiré pensando que hace falta un cambio, un profundo cambio, de abajo arriba, y conseguir, tras ese cambio, políticos que sepan escuchar además de hablar; que sepan cumplir, además de prometer; que sean trabajadores del pueblo y para el pueblo; que lo de "l'Etat c'est moi" ya pasó, afortunadamente, a la Historia.
    Sed felices, si os dejan. Salud y libertad. Fue un placer.

    ResponderEliminar
  7. Hola amig@s de la Tropa Cuántica y Dialéctica:

    Muy buenas aportaciones hacéis en mi bitácora. Además, esta (la relativa a la privatización y externalización de servicios) era una controversia que urgía abrir y hacer pública.

    Por mi parte pienso que el debate productividad pública versus productividad privada es un debate en el que uno de los contendientes (el privado) parte con ventaja, pues los empleados públicos han de competir con un inmenso lastre, esto es, el que suponen una gran mayoría de sus responsables políticos e institucionales con los que contamos.

    En un estudio que realizó la Universidad de Extremadura se proponen una serie de sencillas medidas para incrementar la productividad de los empleados públicos ¿por qué no se aplican esas medidas? Los empleados públicos estamos deseosos de ello. A continuación os dejo el enlace al resumen de ese estudio de la Uex.-

    LA INCENTIVACIÓN Y SATISFACCIÓN LABORAL DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS EN EXTREMADURA .

    La respuesta a ¿por qué no se aplican esas medidas? es sencilla, hay que cambiar de modelo y eso la jerarquía político-institucional no lo admite, prefiere externalizar servicios antes que cambiar de modelo. Luego vendrán sentencias como las de Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y otras que se sumarán, pero algunos prefieren esto antes que cambiar sus formas, usos y costumbres. La Ley 7/2007, de 12 de abril, por la que se aprueba el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), dispone, en su artículo 9.2: "En todo caso, el ejercicio de las funciones que impliquen la participación directa o indirecta en el ejercicio de las potestades públicas o en la salvaguardia de los intereses generales del Estado y de las Administraciones Públicas corresponden exclusivamente a los funcionarios públicos".

    El modelo correcto para que una empresa funcione adecuada y democráticamente (algo que algunos aún no se creen) es el denominado DPO (Dirección Por Objetivos), en la Junta se aplica el modelo DPA (Dirección Por Amenazas) y, además, burocratizado. Este método ya está obsoleto hasta en las empresas privadas en donde el añadido burocrático no existe. Ahí está nuestro ejemplo como país. España es el país europeo en el que más horas se trabaja y en el que menos se produce. La razón, el método DPA. Algún día caeremos de la burra y nos daremos cuenta del tiempo que hemos perdido intentando mantener el obsoleto método DPA.

    Continúo mi reflexión en el siguiente comentario. Un abrazote amig@s.

    ResponderEliminar
  8. Pienso sinceramente que la pregunta que deberíamos de hacernos es la siguiente: ¿tienen una formación adecuada nuestros responsables políticos-institucionales?, ¿saben trabajar en equipo?, ¿saben incentivar a su personal?, ¿saben marcar objetivos al grupo?, ¿saben implicar a su personal en los objetivos de la institución?, ¿saben evaluar de forma periódica y objetiva de arriba a abajo y de abajo a arriba?

    En Europa la formación de directivos de empresas, tanto públicas como privadas, es un objetivo fundamental de su sistema educativo (el cual también trabaja desde al horizontalidad, a diferencia del nuestro que sigue siendo vertical-mecánico-memorístico). Aquí se utilizan aún métodos medievales, se entiende al trabajador como enemigo de la empresa; cuando este tipo de relación lo empieza determinando y definiendo la empresa misma desde su marcada verticalidad.

    Yo sería capaz de garantizar el incremento de la productividad de los empleados públicos en un 50% simplemente sustituyendo al actual plantel de responsables políticos-institucionales que tienen responsabilidad en la gestión de los recursos humanos (verdadera carcundia) por un equipo de profesionales bien orientados, desde el ámbito político, sobre los objetivos que se desean alcanzar.

    El problema es el de siempre, hay responsables políticos-institucionales de la época de Tutankamón que no se han reciclado nunca y ni desean reciclarse. Personas que nunca han tenido capacidad, ni valided, ni deseos de hacer las cosas con la gente. Personas que lo único que han sabido hacer en su larga vida político-institucional es corretear detrás de los que tenían verdadero poder buscando un chupe. Y así nos va. Luego diremos que los funcionarios no trabajan; el problema es que no hay liderazgo.

    En la empresa privada española tres cuartos de lo mismo, aunque algunas -pocas, muy pocas aún-, ya empiezan a trabajar por objetivos; aunque más por llegar a ese conclusión por el conocido método de ensayo y error. Qué alguien, si no cree lo que digo, me muestre en Extremadura o en España un empresario con formación adecuada en gestión de recursos humanos. Esto contrasta con lo que ocurre en Europa. Es por eso que España, insisto, es el país en que más horas se trabaja y en el que menos se produce de toda Europa.

    Recibid un muy fuerte abrazote amig@s.

    ResponderEliminar
  9. Javier dejo el comentario que he puesto en el blog de Feluky por su relación con lo tartado aquí:

    ....

    Amigo Javier, sabes que una de mis principales preocupaciones es la administración, porque creo en ella y porque sé que una administración suficiente y eficaz es la herramienta imprescindible para la existencia de un estado del bienestar inspirado en políticas de izquierdas.

    Una administración que se fije en las buenas prácticas de las administraciones del norte de Europa, donde los cargos de libre designación son menos abundantes pero las relaciones laborales de los trabajadores son diferentes, basadas en consecución de objetivos y con complementos de productividad reales.

    Y te digo esto porque si bien es cierto que en cualquier modelo de calidad aplicado a la administración o a la empresa privada, se reconoce la incapacidad de ser eficientes si faltan lideres capaces, hace lo propio si lo que escasea es una plantilla de trabajadores de base suficientemente entregados y dispuestos a sacrificarse por la organización.

    En la administración faltan lideres competentes, es cierto, pero no lo es menos que el principal cáncer de ésta es la relación laboral que permite que abunden auténticos zánganos ibéricos que son la vergüenza del funcionariado, en todos sus ámbitos, para desprestigio e ineficiencia del sistema.

    El zángano, una vez aprobada su correspondiente oposición, va disminuyendo su rendimiento hasta el cero absoluto, escudado siempre en lo malo que es su jefe, lo poco que cobra, el calor que hace en verano y el frío que tiene en invierno y así, asistimos a un escenario en el que el absentismo supera tasas del 2 e incluso el 5% con mucha frecuencia, el trabajo en equipo es imposible, involucrarse en un nuevo proyecto uno de los trabajos de Hércules, etc. porque o bien tienes que luchar contra un responsable incompetente o bien lo tienes que hacer con una pléyade de zánganos.

    Si de verdad se quiere modernizar la administración, se debe empezar por redefinir los vínculos laborales con el funcionario, hacer depender su sueldo de su rendimiento (y de su absentismo, puntualidad, etc.) y de los resultados de las evaluaciones a las que se someta al sistema, trabajar por proyectos claros y conocidos por el ciudadano, extender las cartas de servicios como contratos vinculantes con los administrados, etc, etc.

    Y por último, porque no todo es negro, a pesar de lo anterior, España funciona y presta servicios de primera calidad a sus ciudadanos y se hace así porque al lado de todo zángano ibérico hay un funcionario ejemplar que hace el trabajo de dos: el suyo y el del otro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola amigo Helios:

    Aplicando las medidas del estudio elaborado por la Uex, acompaño su enlace, esos zánganos dejarían de existir, esos zánganos son además personas que suelen estar amparados, protegidos y verdaderamente blindados por esa carcundia de obsoletos responsables políticos e institucionales que padecemos como mal endémico.

    LA INCENTIVACIÓN Y SATISFACCIÓN LABORAL DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS EN EXTREMADURA .

    Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

    ResponderEliminar
  11. Amigo Javier, vuelvo a abusar hoy del "corta y pega" y dejo la entrada que he mandado a Guillermo, porque, por fin, parece que se empieza a hablar de "calidad", de objetivos, de liderazgo y eso sabes que siempre es bueno y harto urgente.

    ....

    Hay que felicitarse por un hecho singular, las palabras “calidad”, “excelencia”, “competitividad”, “eficiencia” dejan de pertenecer a ámbitos especializados y se convierten en conceptos que una gran masa social empieza a identificar con mejora y progreso.

    La cultura de la calidad, que no es más que una actitud de mejora continua y sistemática, basada en un buen conocimiento del contexto y en un adecuado diseño de objetivos, se sustenta en las plantillas de trabajadores y en la interrelación del usuario con quien le presta el servicio, ya sea privado o público.

    Por tanto, los ingredientes básicos son:

    -Liderazgo solvente. No jefes de ordeno y mando sino líderes que gocen del reconocimiento de las plantillas por su capacidad de gestión, de diálogo y de sacarle todo el rendimiento al capital humano de la organización.

    -Trabajadores bien formados que poseen cotas de responsabilidad en sus ámbitos respectivos y que tienen encomendados objetivos parciales de cuya consecución dependerá parte de su retribución.

    -Cartas de servicio o contratos vinculantes con el usuario, en términos claros, que reflejen qué se compromete a ofrecer la organización.

    Centrándonos en la administración, que debe ser un motor y no un freno para el progreso, es preciso dotar de responsabilidades al funcionario, formarle, facilitar la carrera profesional de los más entregados, diseñar complementos productivos reales y establecer organismos independientes para su asignación y evaluación en general. Las jerarquías deben ser naturales, es decir, un funcionario desempeñando un puesto de responsabilidad, debe poseer una capacidad superior a las de sus subordinados y no al revés ... y muchos otros apasionantes ingredientes de los que podremos seguir hablando.

    Este es el germen de la cultura de la calidad, hoy en España casi un concepto académico -por desgracia- y mañana una herramienta para la mejora de nuestras empresas y de la administración si queremos ser eficaces, competitivos y poseer una administración moderna capaz de prestar los servicios que exige un estado de derecho y del bienestar inspirado en políticas socialdemócratas, aspirando a ser de los más influyentes y desarrollados del planeta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Ojala y pierda el PSOE, en Extremadura, las elecciones del próximo 22 de mayo.
    No porque un cambio de gobierno lo vaya a hacer mejor o robar menos, sino porque Extremadura necesita una higiene política urgentemente.

    ResponderEliminar